jueves, 15 de agosto de 2013

Relato FanFic-Capitulo 18

Muy buenos días a todos:)!

Hoy volvemos con un nuevo capitulo muy pero que muy especial. Se que digo que todos son especiales, pero este me encanto! Jejeje.

Ya me diréis que os parece y si os gusta esta cena especial;)

Para los que os incorporáis como nuevos o los que os hayáis perdido los demás capítulos aquí os dejo todos los que hay publicados hasta ahora;


Capitulo 1; http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/05/relato-fanpic.html

Capitulo 2; http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/05/relato-fanpic-capitulo-2.html

Capitulo 3; http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/05/relato-fanpic-capitulo-3.html

Capitulo 4; http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/06/relato-fanpic-capitulo-4.html

Capitulo 5; http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/06/relato-fanpic-capitulo-5.html

Capitulo 6; http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/06/relato-fanpic-capitulo-6.html

Capitulo 7; http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/06/relato-fanpic-capitulo-7.html

Capitulo 8; http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/07/relato-fanpic-capitulo-8.html

Capitulo 9; http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/07/relato-fanpic-capitulo-9.html

Capitulo 10; http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/07/relato-fanpic-capitulo-10.html

Capitulo 11; http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/07/relato-fanpic-capitulo-11.html

Capitulo 12; http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/07/relato-fanpic-capitulo-12.html

Capitulo 13; http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/07/relato-fanpic-capitulo-13.html

Capitulo 14: http://passionporlalectura.bloCgspot.com.es/2013/08/relato-fanfic-capitulo-14.html

Capitulo 15: http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/08/relato-fanfic-capitulo-15.html

Capitulo 16; http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/08/relato-fanfic-capitulo-16.html
Capitulo 17; http://passionporlalectura.blogspot.com.es/2013/08/relato-fanfic-capitulo-17.html



CAPITULO 18

Una cena especial
 

Al día siguiente, el viernes, a pesar de que Hugo había insistido en salir y despedirnos a lo grande yo no quería salir del hotel. La noche anterior después de salir del estudio, Hugo y yo nos fuimos a mi habitación a ver una película, pero yo no estaba en este mundo. Rob me había dejado trastocada y no paraba de repetirme en la cabeza su última frase. Quería entender esa frase, quería entenderle a él, pero no entendía nada. No sabía si realmente sentía o no algo por mí. En el día de ayer pude ver que algunos sentimientos brotaban de él pero no sabía si esos sentimientos eran ganas por acabar lo que habíamos empezado ayer o algo más profundo. Él nunca había salido con una chica más de dos semanas seguidas, simplemente las atraía, se las tiraba unas cuantas veces y cuando se había cansado las dejaba. Era imposible que él llegara a sentir más que eso por mí. Una parte de mi me decía que Hugo tenía razón, que Rob simplemente se le había metido en la cabeza llevarme a su cama y haría lo imposible por conseguirlo. Seguramente sus preciosas palabras solo eran otra de sus técnicas para convencerme de ello. Pero yo no era tan estúpida como para desnudarme, meterme en su cama y darle el capricho. Tendría que averiguar sus intenciones de otra forma. La pregunta era; ¿Por qué había esperado hasta ese momento? ¿Por qué soltar esas palabras dos días antes de irme?. Si esperaba que con esas palabras le llamara antes de irme para meterme en su cama lo lleva claro. Ya podía esperar sentado.

El viernes lo dedique a hacer las maletas y a pasar tiempo con Hugo. El día pasó lo suficientemente rápido como para no parar a pensar. Pero el sábado era otra historia. Hugo ya se había ido a pasar con su familia las Navidades a Chile y del resto no sabía nada. Era 22 de diciembre, no quedaba nadie en la ciudad más que los propios residentes. Tenía hechas las maletas y todo estaba preparado. Encima ayer fui con Hugo de compras para comprarles regalos a mis familiares, por lo que la espera en el hotel iba a ser un aburrimiento. Me pasé el día haciendo el vago y viendo la televisión aunque solo entendía la mitad de las cosas. Por la tarde decidí que para mantenerme ocupada, bajaría a cenar al comedor del hotel ya que había un ambiente festivo que me encantaba. Todo estaba decorado de una forma deslumbrante y cada noche ofrecían menús navideños diferentes. Me encantaba la Navidad, la mayoría de mi familia la odiaba porque le recordaba a todos esos seres queridos que ya no estaban con nosotros para celebrarla. Pero yo me sentía como una niña ansiosa por ver a Papa Noel y los Reyes Magos. Siempre era la primera en montar el árbol de Navidad y decorar toda la casa con luces y espumillón.

Tenía que bajar y disfrutar del ambiente navideño del hotel, así que me metí en la bañera y me bañe con mi gel favorito; gel de Coco. Y no Coco mi peluche sino el de mi fruta favorita. Después de darme un estupendo y relajante baño decidí ponerme guapa; me alisé el pelo, me lo recogí en un moño suelto, me maquille y escogí mi vestido favorito. Un vestido negro pegado al cuerpo de manga larga pero con un escote en la espalda que me llegaba casi hasta el culo. Cogí mis taconazos y me miré en el espejo; un 10. Solo me faltaba pintarme los labios de rojo y ya estaría fabulosa. Los labios de color rojo hacían iluminar mi cara y era muy provocativo.

Justo cuando estaba preparada para salir por la puerta el teléfono de la habitación sonó. Qué raro. Sería el pelota del director, hacía mucho que no me daba el coñazo con sus tonterías tipo; que guapa está usted hoy señorita…etc.

      -    Buenas noches señorita, soy el director del hotel (dijo de forma pomposa)

      -    Si, vale muy bien y ¿qué quieres? (dije cansada)

      -    Señorita, un hombre esta esperándola en un comedor privado para cenar con usted (dijo de forma más cuidadosa)

      -    ¿Y quién es ese hombre?

      -    Lo siento señorita, no puedo decírselo. Solo me ha pedido que baje

      -    Pues dígale a ese hombre que no se esconda detrás del director del hotel y que sea el mismo el que me llame (dije enfadada)

      -    Por favor señorita, no se enfade. Baje y yo mismo la acompañare hasta él

Malditos hombres. Fuera quien fuese ya tenía mi enfado por cobarde. No me iba a quedar en la habitación pensando quien podía ser. Bajaría, descubriría quien era y luego le soltaría una bronca de las mías. Antes de que llegara al ascensor, las puertas ya estaban abiertas y dentro estaba el director del hotel junto con un botones esperándome con una sonrisa tímida. ¡Será pelota el tío!. Después de saludarme y pedirme perdón tres veces, por fin llegamos hasta el lujoso comedor. Como preveía todo estaba perfectamente decorado, la música navideña sonaba de fondo y las luces doradas y rojas destacaban sobre el resto. Todo el mundo sonreía y parecía disfrutar. A mí me tocaba discutir con quien estuviera al otro lado del comedor. Cruzamos el comedor principal hasta llegar al fondo donde había una entrada con dos puertas. El director las abrió y dijo;

      -     Disfrute de la velada señorita

Entre y vi un pequeño comedor con una mesa para dos. En la mesa había un pequeño jarrón con una rosa roja, y pegado a la mesa había una cubitera llena de hielos con una botella de champán; champán Cristal. Mi mente no tardo ni un segundo en saber quien me había dado a probar esa bebida. Con mis ojos seguí investigando el comedor hasta que en el fondo y pegado a la ventana le vi. Estaba de pie junto a la ventana  con una mano sosteniendo una copa y la otra metida en un bolsillo de su pantalón. En ese momento los dos nos miramos y yo me quede muda. Sus ojos estaban viajando por mi cuerpo como si quisiera estudiar cada milímetro de mi vestido. Cuando sus ojos por fin acabaron de recorrerme me miró fijamente y separo los labios. Me estaba comiendo con la mirada. Sin poder evitarlo humedecí mis labios, los cuales estaban encantados de verle.

      -    Perdona que te haya traído hasta aquí de esta forma, pero con el agobio que hemos tenido con la prensa he pensado que actuar de forma discreta era lo más apropiado (dijo Rob seguro de sus palabras)

Había bajado con ganas de bronca, pero al verle y hablarme de esa forma, los cabreos se me pasaron. Daba igual si lo había hecho bien o mal. Mi mente ahora pensaba en otras cosas que eran más importantes. No me esperaba que la última persona que viera la noche antes de irme fuera él. Como siempre, este hombre me descolocaba a cada paso que daba.

      -    Eh, si, si claro (dije utilizando mis palabras comodín cuando no sé qué decir)

      -    ¿Qué te parece si nos sentamos a cenar? ¿Tienes hambre?

Estaba perdida. ¿Qué hacía el aquí?. No entendía nada, Rob estaba delante de mí, vestido más elegante que nunca con una camisa azul ajustada y un pantalón de vestir ajustado que hacía que mis ojos viajaran a su precioso culo prieto, y estaba invitándome a cenar con él. Repito; no entiendo nada.

      -    ¿Por qué? (dije dando salida a mis pensamientos)

      -    Porque me supongo que tendrás hambre y porque es hora de cenar (dijo Rob tan tranquilo)

Este hombre no entendía nada o se hacía el tonto, o peor aún jugaba conmigo. Este no sabía cómo era yo, si él jugaba yo jugaría pero marcando mis propias reglas.

      -    Me refiero al hecho de porque estás aquí ahora e invitándome a cenar (dije de forma más clara)

      -    Me gustaría poder explicártelo mientras cenamos (dijo Rob con cara seria)

Su cara podía reflejar que había algo tenía que decirme. Llevaba esperando este momento desde hacía tiempo y no lo iba a desaprovechar. Quizás podríamos hablar como dos personas adultas, sin discutir, y resolver el millón de dudas que tenía en la cabeza. Camine hasta la mesa y antes de llegar a la silla Rob ya estaba ahí esperándome para ayudar a sentarme. Él quito la silla, estaba detrás de mí y sabía que me miraba intensamente, lo notaba. Justo cuando le había dado la espalda había podido oír un pequeño suspiro. Había hecho bien en ponerme ese vestido, un 10 para mí. Cuando me senté los dedos de Rob rozaron mi espalda con una leve caricia. Me estremecí. Él tampoco podía evitar tocarme cuando le provocaba. Lo malo es que yo hoy lo iba a tener difícil.

Si Rob empezaba a provocarme de esa manera no aclararía ninguna duda, caería en la tentación. No Samantha, aguanta, tienes que ser fuerte y aclarar las dudas.  Rob se sentó justo enfrente de mí y aunque estaba serio y tenso, sus labios se curvaron en media sonrisa. El muy cabrón sabía que me afectaba su contacto. Maldita sea yo y mi cuerpo traicionero.

En ese instante entraron los camareros a servirnos el entrante. Rob se había ocupado hasta de pedir por mí. Supongo que ahorraba tiempos innecesarios. Pero yo me estaba empezando a volver loca y si no me decía ya porque estaba aquí moriría en el intento.

      -    ¿De qué quieres hablar conmigo? (dije sin importarme que los camareros estuvieran a mi alrededor)

      -    Te lo comentaré en privado (dijo Rob totalmente serio)

Vale. No quería hablar si había alguien delante. Tenía que tener paciencia o si no era capaz de llamar yo misma al director del hotel y decirle que nos encerrara en esta sala para que nadie pudiera entrar. Cuando los camareros se fueron sirviéndonos una ensalada de marisco, Rob empezó hablar.

      -    Te aconsejo que no hables en público de temas que a nadie le importan o al día siguiente estarán publicados en todo el mundo (dijo Rob con un tono suave)

      -    Gracias por el consejo, pero creo que he aprendido a pasar y a no hacer caso de lo que digan. Sea lo que sea (dije con sinceridad)

      -    Bueno, tú ten presente mi consejo, nunca esta demás

      -    Y aparte de darme consejos, ¿de qué querías hablar conmigo?

      -    ¿Estás saliendo con el indio matarratas? (dijo Rob refiriéndose a Hugo)

Directo al grano. Sí señor, este hombre no se cortaba un pelo. No era necesario hacer una introducción, ¿para qué?. Si era por esto a lo que había venido tendríamos guerra.

      -    ¿Y a ti que te importa? ¿A caso te pregunto yo con quien estas saliendo? (dije enfadada por su actitud)

      -    Puedes preguntarme cuando quieras. Y si, si me importa que la chica con la el otro día que casi me corro y ella casi llega al orgasmo, este o no tirándose a otro (dijo Rob en tono serio y enfadado)

No podía creerlo. Lo había soltado como si nada que ambos habíamos estado a punto de alcanzar el orgasmo. Qué vergüenza. Pude notar como mis mejillas se iban tiñendo de color rojo y unos calores recorrían mi cuerpo al recordar lo que sentí el jueves. No me podía dejar intimidar por él, estaba intentando desconcentrarme y lo estaba consiguiendo.

      -    Eres un sinvergüenza y como sigas yendo por ahí te juro que me largo (dije quitándome la servilleta de las piernas y posándola en la mesa)

      -    El color de tus mejillas y el cruce de tus piernas no dice lo mismo que tu. No puedes negarme que disfrutes de lo que paso el jueves

      -    Y tú no puedes negarme que eres un gilipollas             

      -    Depende del día

      -    ¿Me estas vacilando? ¿Se puede saber qué es lo que pasa por tu jodida cabeza? (dije dando en la clave de todos mis pensamientos)

      -    No, no pretendo vacilarte. Solo necesito que me digas si sentiste algo o no

Que gracioso, era yo la que necesitaba respuestas y era él el que me estaba preguntando. Necesitaba saber si estaba jugando conmigo o no y él estaba invadiéndome con sus preguntas. Era imposible tratar con este hombre. Tendría que ser mas lista que él y buscar una estrategia para conseguir aclarar algunas de mis dudas.

      -   ¿ Y por qué no me lo dices tú?. La misma duda que tienes tú la tengo yo

      -    Respóndeme (dijo Rob serio)

      -    Respóndeme tu (dije enfadada como una niña de dos años)

      -    Joder Samantha, ¿quieres contestarme de una puta vez? (dijo Rob enfadado)

      -    Si, vale, sentí algo joder. ¿Feliz? (dije enfadada por su comportamiento)

      -    Si. Pero entonces contéstame a esta pregunta ¿estás saliendo con el matarratas sí o no? (dijo Rob más sereno)

Él estaba desesperado porque le contestará a esta pregunta. Se le notaba porque sus ojos estaban más grandes de lo normal y estaba esperando ansioso mi respuesta. Era el momento de llevar a cabo mi estrategia.

      -    Si te contesto a esta pregunta, ¿luego podré preguntarte yo lo que quiera? (dije buscando un poco de tregua)

      -    Vale, de acuerdo (dijo él)

      -    No, Hugo y yo no estamos saliendo. Y antes de que me lo preguntes, no, no me he acostado con él (dije contestándole a la pregunta que formulaban sus ojos)

      -    Perfecto

      -    Mi turno (dije contenta de la revancha que me iba a tomar)

      -    Pregunta

      -    ¿Por qué hasta hace poco me odiabas? (pregunté quitándome de en medio mi primera duda)

      -    Ya te dije en Halloween que no te odiaba, simplemente va en mi carácter

      -    ¿Y porque tienes ese carácter? ¿Es por algo que te ha sucedido en el pasado? (dije quitándome del medio la segunda duda)

      -    Si (dijo Rob disimulando y mirando hacia otro lado)

      -    ¿Qué te sucedió?

      -    Esa pregunta no pienso contestarla ni ahora ni nunca. El pasado es mío y no pienso compartir esa mierda con nadie (dijo Rob enfadándose de nuevo)

Estaba claro que a Rob le había sucedido algo en el pasado que le había marcado de por vida, hasta el punto de modificar su carácter y ser frío, serio y distante. ¿Qué le habrá pasado para ser así?. Una parte de mí me decía que mejor me mantuviera al margen y calladita, pero otra me decía que Rob tenía que haber sufrido mucho para ser ahora como era. Tenía que averiguar que le había sucedido y ayudarle, no sé porque pero sabía que lo tenía que hacer.

      -    Se te está acabando el tiempo de preguntas así que escoge bien la última (dijo Rob más tranquilo)

      -    ¿Qué sientes por mí?

Y por fin solté la pregunta del millón. Me daba igual si Rob escondía un pasado malo, si me odiaba o si estaba con esa barbie rubia que le venía a buscar todos los días. Eso no era lo más importante ni lo que aclararía mi duda principal. Solo quería saber si él sentía algo por mi o no, sin más juegos, trucos o frases en clave.

      -    No lo sé (dijo Rob mostrando sinceridad)

      -  Y si no lo sabes, ¿por qué me dijiste eso el jueves pasado? (dije perdiéndome de la conversación)

      -    Todo lo que te he dicho era cierto (dijo Rob mirándome intensamente)

Era cierto lo que me decía pero no sabía lo que sentía por mí. Ahora sí que estaba perdida. Por fin entendí los avisos que me habían dado todo el mundo. Si este chico no tenía claros sus sentimientos hacia las demás personas, no me extrañaba que no le duraran a su lado más de dos semanas. Por primera vez sentí que me estaba metiendo en graves problemas si seguía sintiendo por este hombre.

      -    Entonces, ¿qué narices te pasa por esa cabeza? (dije sin entender nada)

En ese momento Rob se levanto de la mesa y comenzó a caminar nervioso hasta que al final se paro al lado de la ventana. No podía evitarlo, no podía verle así desesperado y perdido. Decidí levantarme y caminar hasta él. Por primera vez vi a Rob preocupado y nervioso, estaba intentando escoger sus palabras para contestarme. Quería abrazarle y decirle que no pasaba nada pero por mi propio bien tendría que evitar el contacto directo o estaría perdida. Me acerque a él, me puse a su lado y le miré esperando a que contestara cuando él quisiera.

      -    No me fío de mi mismo (dijo Rob por fin)

      -    Si tú no te fías de ti mismo, ¿cómo quieres que confié yo en ti? (dije en tono suave y calmado)

Rob se giro y me miró a los ojos. Justo cuando esperaba que me fuera a contestar, puso sus manos a cada lado de mi cadera y me acorralo contra la pared. Su cuerpo se pego al mío. Yo no tenía salida, mi espalda estaba pegada a la pared y por delante tenía pegado su cuerpo como si fuéramos uno. Rob bajo su cara hasta mi cuello y sus hambrientos labios me besaron con suavidad. Intente apoyar mis manos en su pecho para apartarle, pero no podía. No quería apartarle de mí. Sus besos era un placer que mi cuerpo necesitaba a cada segundo. Cuando sus labios dejaron de besar mi cuello, pego su cara a la mía de tal forma que nuestras frentes estaban pegadas y dijo;

      -    Dame una oportunidad

En este momento mi mente no solo pensaba en darle esa oportunidad sino también en que me hiciera el amor ahí mismo y contra esa pared. No podía pensar, y más cuando sus manos acariciaban mi cuerpo y sus ojos me miraban con tal intensidad que me desnudaban. Rob estaba demostrando una pequeña debilidad y eso hacía que mi cuerpo quisiera consolarle.

      -    Si, no, no, no sé (conseguí decir)

No pensaba. Era imposible que en ese momento dijera algo coherente. Rob sabía perfectamente en que juego perdía y en cual ganaba. Tenerle a él cerca y tentándome con su cuerpo le hacía ganador de este juego. Sus labios fueron hasta mi oído, al cual tenía acceso fácilmente ya que mi pelo estaba recogido.

      -    Si o no nena, decídete (susurro con sus labios pegados a mi oído)

      -    No, no, no puedo pensar (dije en bajito)

Después de sus palabras iba a decirle un sí rotundo cuando Rob abandono mi cuello y sus manos se quedaron en mi cuerpo sin moverse. Sus ojos se posaron de nuevo en los míos y me miró como si no habría nada más, solo él y yo. Ambos sabíamos lo que queríamos. La diferencia es que él actuaba y luego pensaba y yo pensaba y luego actuaba.

      -    Creo que se cómo puedo convencerte (dijo Rob seduciéndome con sus palabras)

En menos de medio segundo sus labios estaban abriéndose paso en los míos y sus manos estaban acariciando mi espalda desnuda. Yo sin pensarlo deje que sus labios entrarán y me besarán. Oh dios mío como besa este hombre. Sus labios estaban besando los míos con suavidad y dulzura, como si fuera un rico chocolate que primero había que saborear. De repente su lengua se animó y recorrió mi labio superior mientras me entregaba su labio inferior para que jugara con él. Estaba ardiendo en deseo y su lengua me estaba provocando, por lo que decidí morderle suavemente su labio inferior como respuesta a su provocación. Cuando noto mis dientes en su labio pude sentir un gruñido saliendo de su garganta. Quería venganza. Soltó una de las manos que estaba en mi espalda y me agarro la cara para atraerme más hacía él. En ese momento su lengua abandono mi labio superior y entro con fuerza a recorrer mi boca. Nuestra pasión se había desatado y ya no teníamos frenos para pararnos. Su cuerpo estaba tan pegado y nuestras bocas no se separaban ni para respirar. Mis manos por fin podía tocar lo que llevaban toda la noche deseando. Deslice mis manos a través de su cintura y le agarre el culo con fuerza. Era perfecto.

Justo en ese instante de gloria la puerta del servicio por donde nos habían atendido antes, se abrió trayendo un carro con más comida. En cuanto el camarero vio la situación yo me aparte de Rob intentando taparme la boca para no reírme de las caras del camarero y de Rob. Enseguida Rob entendió porque me había separado de él, pasando de mirarme con dulzura y deseo a desatar el Rob cabreado.

      -    ¿Joder hay algún empleado de este hotel que sepa hacer bien las cosas? ¿A caso te he llamado para que vengas a servirnos? (dijo Rob tan enfadado que compadecía al pobre camarero)

      -    No señor, lo siento señor. Yo no sabía… lo siento señor (dijo el joven camarero asustado por la reacción de Rob)

Yo daba gracias a ese camarero por habernos cortado este momento. Sino nadie lo habría hecho ya que ambos estábamos dispuestos a todo. Era el momento de poner distancia entre Rob y yo o me podía imaginar cómo acabarían las cosas. No quería eso, tenía que aclararme y pensar en lo que había pasado esta noche.

      -    Da igual, no pasa nada. Acabé de servirle la cena, yo me iba de todas formas (dije sonriendo al pobre camarero)

      -    ¿Qué? (dijeron los dos hombres a la vez)

      -    Pues eso que me voy, mañana por la mañana tengo que coger un vuelo pronto y necesito descansar (dije esta vez mirando a Rob)

      -    ¿Has visto lo que has conseguido inútil?. Vete empaquetando tus cosas porque hoy es tu ultimo día de trabajo (dijo Rob cada vez mas enfadado)

      -    Rob déjale, él se queda y tu también si quieres, yo me voy (dije lo más suave posible y caminado hacía la puerta de salida)

Camine hasta la puerta mientras oía a Rob quejarse detrás de mí. Justo antes de que abriera la puerta, me cogió por el brazo y me dijo;

      -    Por favor, piensa en lo que te he dicho y dame una respuesta pronto

Sin decir una palabra más, asentí a su petición, me giré y salí de allí. Si me quedaba más tiempo ni yo misma sabía lo que podía suceder. Camine decidida y sin mirar atrás hasta que llegué a mi habitación. Mis tripas rugían de hambre y mi cuerpo tenía unos calores sofocantes. Mi madre siempre me decía; todos tus problemas se solucionaran comiendo chocolate, sea cual sea el problema. Tenía razón, comer chocolate te hacía ver todo desde otra perspectiva. Por lo que si tenía calor y el chocolate es un sustitutivo del sexo lo que necesitaba era helado de chocolate para aclararme y ya de paso para sofocar el calor.

Me descalcé y me dirigí hasta el teléfono para llamar al servicio de habitaciones, necesitaba mi helado de chocolate ya. Pero justo antes de cogerlo el teléfono sonó. Perfecto, justo a tiempo para pedir mi helado.

      -    ¿Si? (dije esperando que no fuera ROb)

      -    Señorita, discúlpeme. Soy el director del hotel. Por favor acepte mis disculpas por lo ocurrido esta noche. Ya me conto el señor el grave incidente. No se preocupe, el camarero será despedido como el señor me mandó (dijo el pelota)

      -    Para empezar, quiero que vuelva a contratar a ese camarero y ni se le ocurra despedirle (dije en tono serio)

Al final el cabreo de Rob había provocado que ese pobre camarero sufriera su furia. No era justo, por lo que ni me lo pensé dos veces cuando lo dije.

      -    Pero señorita, el señor me pidió que le despidiera (dijo el pelota disculpándose)

     -    Me importa un pimiento podrido lo que te haya dicho el señor. O me haces caso a mi o mañana estoy fuera del hotel y haré llegar mis quejas a los jefes que te pagan (dije sabiendo que eso le haría cambiar de opinión)

Sabía que ese era un argumento de peso para que el pelota hiciera lo que yo quisiera. Le pagaban una fortuna por mantenerme aquí alejada de todos y con un secretismo enorme. Podría pedirle la luna, pero de momento me serviría con volver a contratar a ese camarero y mi querido helado de chocolate.

      -    Claro señorita, como usted me diga

      -    Ah! Y quiero en mi habitación una enorme cantidad de helado de chocolate. Déjese de raciones pequeñas y tráigame una buena cantidad, quiero el bote más grande de helado que haya. Y lo del señor, mejor no se lo diremos. Será nuestro secreto ¿de acuerdo?

      -    Como usted me diga señorita. Ahora mismo le llevo yo personalmente su helado de chocolate (dijo el pelota)

Bueno, bueno, bueno, ¿pero se puede ser mas pelota?. Este hombre le tenía en mi mano. No tardó más de diez minutos en traerme un enorme bote de helado de chocolate con trocitos de chocolate. Cuando lo vi salte de alegría e incluso me lance a abrazar al señor pelota. Incluso el se sorprendió de mi efusividad. Le despedí rápido y me siente en la cama solo con una camisa y una braguitas. En cuanto el helado llegó a mi boca sentí como poco a poco mis pensamientos y mis deseos se iban calmando. Bendito helado de chocolate.

44 comentarios:

  1. bueno bueno como sempre te superas en serio me gusto muxo este capi y esta cena especial por que estamos empezando a ver pequeños destellos de rob
    hablando de rob me hizo sentir un poco bipolar en este capi por que de repente esta majo como con lo de q le de una oportunidad como se pone tonto no me gusto como trato al camarero o como dice lo de hugo ( a pesar de q ke hizo gracia xd)
    el tema del pasado y de lo q le pudo pasar a rob me.inquieta bastante la verdad

    y el beso hay el beso sabes q me encanta como describes este tipo de escenaas por que hace que sientas que tu estas ahi siendi la protagonista que pena lo del camarero por que la cosa podria acabar.... jejeje
    como te dige el camarero me dio penita y el dire del hotel menudo pelota jeje
    lo del helado me encanto ese detalle ;) bueni lo dicho cada dia te superas mas y mas . besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajaja te presento al camarero? puede ser un posible candidato?? jajaja. La furia de Rob es....muy grande y el día que lo descargue con ella que también tiene mala uva estallará una guerra mundial!
      Muchas gracias compi ya sabemos tu y yo que el chocolate es el remedio para todos los males del mundo;). Besitos

      Eliminar
  2. Te mereces tres hurras por lo menos jejeje, cada día me tienes mas pegada a relato y a tu blog, tienes que escribir un libro:-) muchos besos. Rob se esta ganando su corazoncito muy muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien! jajaja (saltando de alegría)
      Ojala quien sabe;). Oyes igual tenemos la suerte de ver a un Rob romántico y apasionado...jummm. Muchas gracias guapa besitos

      Eliminar
  3. Viva el Chocolate jajaja impaciente por leer el próximo capítulo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El chocolate es la mejor medicina para curar todo;). Al menos momentáneamente. Muchas gracias guapa por pasarte por aquí. Besitos

      Eliminar
  4. Cada día desenvuelves mas el tema.... me encanto 1000% este capitulo, de verdad que si.
    tienes un ingenio maravilloso, llegaras muy lejos si te lo propones.
    Saludo desde Venezuela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias;). Obvio no nos íbamos a quedar en el Rob rebelde también tenemos que ver como es Rob en el amor, ahora veremos como se desenvuelve jjeje. Muchas gracias guapa así seguiré. Besitos

      Eliminar
  5. Sammy porqueeee !!! Siempre los interrumpe alguien aaah que me da rabia !!!! Bueno, bueno el capitulo. Y como dijo Ana... VIVA EL CHOCOLATE !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo se lo se...jajaja. Entiende que su primera vez no va a ser ahí en cualquier lado, no no no. Y además eso de que te interrumpan mola. Lo que pasa que a Rob no le debe de gustar mucho jajaja. Exacto viva el chocolate! El que cura todos nuestros males! jeje Besitos

      Eliminar
  6. Me encanto una vez más, Samantha ^^ Pero sigo queriendo que tenga algo con Hugo, me gusta mucho ese chico :) Un beso, nos vemos, seguí así :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juss es que Hugo es el que mas va a sufrir. Pero nunca pierdas las esperanzas;) nunca se sabe....
      Un besito y gracias por pasarte

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Muchas gracias y bienvenid@ nunca te había visto comentando;) Gracias por ello besitos

      Eliminar
  8. jajajaja... Cocholate como dice mi angel de 3 años jajajaja...
    La intensidad seguro hará que el potesote no dure ni cinco minutos...
    Rob estaba mas q contento cuando Sam le estaba agarrando el trasero jajaja... DIOSSSS que te has esmerado en las escenitas...
    Muy bueno Sammy y me imagino debes tener al lado algo etílico para aflorar esa creatividad porque te esta quedando genial =)
    Abrazotes Guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se pero estos dos tienen unas ganas que cuando se cojan no se yo lo que va a pasar...jajaj les veo encerrados en una habitación 3 días seguidos.
      Ese hombre es una tentación andante y su trasero mas como para no cogersele jajaja
      Muchas gracias guapa la imaginación hace mucho;) Besitos

      Eliminar
  9. Jajajaja oh Sam! De verdad que haces que todo tipo de sentimientos salgan... hoy me he reido mucho :). Y me está empezando a gustar Rob aunque sea un "gilipollas" ♥ jajajaja. Un abrazo hermosa, Hasta el lunes si Dios lo permite :) Mua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que pretendo, pasar del puro odio al amor mas intenso y de mientras reírte con lo que va pasando. Y a quien no le gusta algún que otro gilipollas? Aunque Rob es el numero 1 de todos jeje;). Besitos y muchas gracias por seguirme

      Eliminar
  10. Me ha encantado este capitulo dios con ese beso casi de imaginarlo sude!!!! Rob me esta facinando sobre todo de imaginar ese hermoso trasero!! jajaja espero el capitulo del lunes. besitos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja yo sudar no...lo siguiente jajaja. Porque encima yo tenía que recrearme así que lo pase fatal jeje. Ayssss el trasero de Rob mmmm calla calla que me le imagino jajaja. Haber que tal el lunes;) Un besito guapa

      Eliminar
  11. Jajajajaja, me encantó jijiu

    Cada vez son mejores los capítulos, cada uno supera al anterior. Felicidades!! :D

    Con linda cosa en la cabeza se va Sam a visitar a sus padres, Helen y Dan, porque irá a ver a este último para arreglar la situación verdad?? Jijij yo siempre pensando en qué va a suceder mas adelante...

    Cualquiera pide, no helado o agua con hielito con las escenas de Sam y Rob... Dios!!

    Saludos querida!

    Que llegue el lunes rápido!! Jijiji :D Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Bueno no se por cuanto tiempo aguantare con este nivel eh! jejej.

      Jum no te puedo adelantar nada, prefiero que lo leas y me digas jejeje.

      Ya pero sin duda el helado de chocolate es el que soluciona ese mal en especial jaja. Pobres...se están quedando con las ganas.

      Muchas gracias guapa ya nos vemos besitos

      Eliminar
  12. Holaaaaaa! Uff! Megabuenisimo, muy intenso y muy cortito, ya estaba yo imaginandome la siguiente escena de cuando esta en braguitas y playerita, me estaba yo diciendo y ahorita suena la puerta y es Rob y va a disfrutar del chocolate en su cuerpecito y ohhh sorpresa se me terminarón las letras jajaja

    Muy interesante Samy....

    Pd. Me late Chokolate, que el lunes va a estar muy intenso ;)


    Abrazos Hermosa =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cortito? Pues mira me quedo aun mas corto cuando le escribi y como me decis que los hago cortos le alargue dos paginas mas así que imagínate!. Bueno bueno Brigitte me parece que tu estas deseando que llegue la escena en la que Rob y Sam lo hacen por primera vez jaja. Tiempo al tiempo amiga ;)

      Muchas gracias guapa besitos

      Eliminar
  13. Vaya... por Dios, cuanta intensidad!!

    Este capitulo estuvo mas que genial Sam, Como siempre. Felicidades!!

    Pobre camarero, y que geniecito se gasta Rob!!! Jesus!!

    Ya quiero que sea lunes =D
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa, ya sabes que eso es lo que intento siempre;). Os tengo que mantener enganchadas que no quiero que os deshagáis de mi.

      Ya sabemos que Rob tiene un carácter...buff ya ya se ira descubriendo...Besitos guapa

      Eliminar
  14. Me encanto!!! esas descripciones con lujo de detalles me gustan mucho, definitivamente Rob es un enigma, no me aaguanto por que sea Lunes, saludos ANONIMO BEATRIZ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo adoro contaros todo con todo lujo de detalles;) aunque pase unos calores no normales jajaja. Tienes que aguantar guapa! Haber que tal se me da el capitulo del Lunes ya me dirás un besito

      Eliminar
  15. Sam! Pobre Camarero... Ya me estaba preocupando po él hasta que Samantha impidió q lo despidieran y suspiré tranquila jaja . Pobrecito que culpa tenía!. jajajaja aunque sí fue aaalgo inoportuno jeje.
    Como siempre, una sorpresota este hermoso capítulo por un momento llegué a pensar que ya no se verían hasta su regreso.. Que felicidad!!... Se adelantaron el regalo de navidad y hasta el de los Reyes Magos!! Jajaja.

    Tú muuy bien Sam!!.. Cada capítulo me encanta y engancha más!!.
    Un besote!!*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contra alguien tenía que descargar su furia Rob y como con Sam no podía porque la acababa de besar pues ala contra el camarero ajjaa.
      Como crees?? Estos dos tenían que despedirse a lo grande y darse los regalitos de Navidad, aunque yo creo que Rob esta esperando otro regalito;) jijiji. Muchas gracias guapa besitos

      Eliminar
  16. como siempre te superas por capitulo!! me encanto y por supuesto me dejo con ganas de mas..lo del camarero buenissimoooo..jajajjajaj y me encanta que sammy haya podido parar a tiempo!! que sufra el un pokito nunca esta de mas...jijijiji aunque espero que no se resista demasiado...estoy impaciente por ver que va a pasar ahora, espero que no seas mala y no nos hagas esperar mucho la respuesta de sam!!....

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que suerte!! Haber si consigo mantener el nivel jejeje. Lo del camarero es pa mearse de risa yo lo estaba viendo desde el lado de Sam y me estaba meando jajaja Rob como siempre con su furia cargada.
      Buff te prometo que no intento ser mala pero me sale solo jaajaja termino el capitulo y digo; Me van a matar, lo sé....jajjaja. Ya veremos el lunes;) Besitos

      Eliminar
  17. Madre mia Samy! Cada dia me sorprendes mas. Pero... porque se fue? Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja porque si se queda se lo pone demasiado fácil. A un chico como este no le puedes poner las cosas fáciles porque sino piensa que eres una mas. Nonono de ningún modo jajaja. Muchas gracias me alegra un montón que te haya gustado espere seguir así;) besitos

      Eliminar
  18. Esa Samantha es mi favorita .,pero como puedes dejarnos asi nos sentimos como Rob ,con
    Ganas de mucho mas...Esta historia esta buenisima te felicito Samy...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja esta claro que a Rob no se lo podemos poner tan fácil como para quedarnos mas tiempo. Tenemos que hacerle esperar un poquitito y dejarle ahí con ganas de mas:P. Muchas gracias guapa esperemos segui asi besos

      Eliminar
  19. Muy Buenoooooooooooooooo, este capitulo, Sam. eserp el proximo con muchas ansias.............. es felicitaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias anónimo me alegra un montón que te haya gustado espero seguir así y sorprenderte en cada capitulo. Veremos el siguiente;) besitos

      Eliminar
  20. Hola Samanta!!! Me encanta tu historia!! Yo agregaría que Rob tuvo que darse una ducha fría!!! Pobrecito!!! Las cosas no son fáciles para el y eso me gusta!!! Jajaja!!! Habrá que esperar el próximo capítulo!! A mi me tenes atrapada! Seguí así! No bajes la temperatura!!!! Besotes!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja seguramente que tendría que darse una ducha fría nada mas llegar a casa o el pobre estallaría jajaja. Esta claro que ha este tipo de hombres si no le pones las cosas difíciles se aburren de ti y te dejan antes de que puedas decir nada. Ella se lo esta poniendo difícil y le esta reteniendo. Veremos cuanto aguanta él...Tranquila el fuego que hay entre estos dos no lo puedo apagar ni si quiera yo! Besitos guapa;)

      Eliminar
  21. Bueno bueno sam! Más bien tarde que nunca, supongo que pensarías que otra vez se me había pasado dejarte mi comentario, pero no aquí me tienes compi! Tengo que decirte que me tiene asombrado tu manera no solo de escribir sino de provocar sensaciones en el lector, tienes estos capítulos que día tras día son más emocionantes y cada vez más atractivos. No se que me hace pensar que tanto el relato como el hablar contigo me ayudan a conocerte un poco mejor, y aunque desates tu lado guerrero tienes un lado romántico, tierno, dulce y bastante pasional. Supongo que últimamente te he provocado enfados como el pobre Rob y alguna que otra decepción como de nuevo el pobre Rob, pero me gusta ver la intensidad y dedicación que pones hacia esto!
    Un beso tu fiel admirador!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta claro que algo tiene que ver conmigo y que en él se pueden ver algún destello de mi personalidad. Creo que me definiste a la perfeccion: guerrera pero romántica, tierna, dulce y sobre todo pasional;). Precisamente porque eso es lo que me gusta lo reflejo en el relato. Tu no eres como Rob, no tiene nada que ver. Pero si me cabreas y bastante jumm pero que voy hacer? Soy demasiado buena para no perdonarte:). Gracias por leerme compi. Nos vemos el miércoles besos

      Eliminar
  22. Súper capítulo....me encanta como me ayudas a imaginar la escena, cuidas muy bien cada detalle. Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aysss Denise! Como me alegra ver que vas avanzando en la historia....ya te dije que Rob iba a ser muy intenso y tu ya estas empezando a verle;) Gracias por continuar ya me dirás mas adelante besitos guapa

      Eliminar